En el contexto actual de búsqueda constante de eficiencia energética y control de los gastos, muchos de los consumidores que estamos preocupados por nuestra factura de la luz nos preguntamos: ¿Qué gasta más en términos de consumo eléctrico, una freidora de aire o una vitrocerámica?

En este artículo verás cual de las dos formas de cocción te ayuda a pagar menos en la factura de la luz (apoyándose esta respuesta en un ejemplo práctico fácil de comprender).

Te animo a leer hasta el final porque, como extra, enumero una serie recomendaciones con las que podrás ahorrar energía mientras usas la freidora de aire.

Si todavía eres de los que piensa que es una moda pasajera, puedo confirmarte que ya llevan años en el mercado y la oferta no para de crecer. En este artículo revisamos las mejores freidoras de aire del momento.

¿Qué consume más, una vitrocerámica o una freidora de aire?

Asumiendo que ambos electrodomésticos se usan durante el mismo tiempo , que tenemos el mismo precio del kWh y tomando como referencia la potencia media, la vitrocerámica gasta más energía eléctrica que la freidora de aire (es más barato cocinar con la freidora de aire).

Ejemplo para comparar el consumo eléctrico de una airfryer y una vitrocerámica

Para realizar la comparación vamos a establecer las siguientes condiciones:

  • Se usa la airfryer y la vitrocerámica durante 30 minutos.
  • La compañía eléctrica cobra 0,11 €/kWh
  • La freidora tiene una potencia de 1.600 W (potencia media de una freidora mediana/grande).
  • La vitrocerámica tiene una potencia de 2000 W (potencia media de un hornillo de tamaño intermedio).

Consumo eléctrico y coste de la freidora de aire

El consumo de la freidora fue de 0,8 kWh, lo que implica un coste de 0,088 euros (casi 9 céntimos). Hacer lo mismo todos los días del mes saldría en 2,64 euros.

como funciona una freidora de aire

Despliega para ver los cálculos

Consumo eléctrico y coste de la vitrocerámica

El consumo de la vitrocerámica fue de 1 kWh, lo que implica un coste de 0,11 euros (11 céntimos). Hacer lo mismo todos los días del mes saldría en 3,33 euros.

vitroceramica

Despliega para ver los cálculos

Consejos para reducir (aún más) el consumo de tu freidora de aire

Si sigues estos consejos podrás reducir el consumo energético de tu freidora de aire y pagar menos en tu factura de luz.

  1. Selecciona una freidora de aire eficiente: Al momento de adquirir una freidora de aire, busca modelos que sean reconocidos por su eficiencia energética. Analiza sus características y quédate con las que ofrezcan el mejor rendimiento con el menor consumo eléctrico (los modelos listados en el artículo de las mejores freidoras del año cumplen estas y otras premisas).
  2. Planificación previa: antes de encender tu freidora, asegúrate de tener todos los ingredientes listos. Evita encenderla para precalentarla mucho tiempo antes de que realmente vayas a cocinar.
  3. Ajusta la potencia y el tiempo de cocción: Utiliza la potencia y el tiempo de cocción adecuados para cada tipo de receta. Evita usar una potencia excesiva o prolongar innecesariamente el tiempo de cocción, ya que esto puede aumentar el consumo eléctrico de la freidora de aire. Experimenta con ajustes más bajos de potencia y tiempos de cocción más cortos para encontrar el equilibrio entre eficiencia y resultados culinarios satisfactorios.
  4. Utiliza accesorios adecuados: Algunas freidoras de aire vienen con accesorios adicionales, como rejillas o bandejas, que pueden ayudar a maximizar la eficiencia energética. Utiliza estos accesorios de manera apropiada para optimizar la distribución del calor y reducir el tiempo de cocción.
  5. Prepara alimentos en lotes: Cuando sea posible, cocina varios alimentos a la vez en la freidora de aire en lugar de hacerlo en varias sesiones separadas. De esta manera, aprovecharás al máximo el tiempo de cocción y reducirás la cantidad de energía utilizada en el proceso.
  6. Evita abrir constantemente: cada vez que abres la freidora durante el proceso de cocción, pierde calor, lo que puede requerir más tiempo y energía para volver a alcanzar la temperatura deseada.
  7. Mantén la freidora de aire limpia y en buen estado: Un mantenimiento adecuado puede contribuir a la eficiencia energética de la freidora de aire. Limpia regularmente el interior y el exterior del electrodoméstico para eliminar residuos de alimentos que puedan obstruir la circulación de aire y reducir la eficiencia del dispositivo. Además, asegúrate de que los sellados y las juntas estén en buen estado para evitar fugas de calor que puedan aumentar el consumo eléctrico.
  8. Apaga la freidora de aire cuando no esté en uso: No dejes la freidora de aire encendida innecesariamente cuando no la estés utilizando. Apágala completamente y desconectala de la corriente eléctrica para evitar el consumo de energía en modo de espera.

Si quieres ampliar información y conocer todos los detalles necesarios para elegir una buena freidora de aire, te animo leer esta guía de compra.

Conclusión

Con este artículo espero haber despejado tus dudas y que a partir de ahora uses este electrodoméstico sin miedo a recibir sustos a final de mes con la factura de la luz. Saca el chef que llevas dentro y disfruta de una comida saludable.

Otros artículos de interés:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *